LAS RELACIONES EN ADOLESCENTES: NOVIAZGOS VIOLENTOS

 

noviazgosviolentos

 

“Según la Organización Mundial de la Salud  (OMS), 3 de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo”.

Por Dr. Julio Cukier

Nuevos vínculos, nuevas actitudes

La salida del periodo infantil hacia la adolescencia tiene entre otros cambios una ampliación extraordinaria de las situaciones sociales, lo que lleva implícito un aumento enorme  en los vínculos con personas nuevas y  desconocidas hasta el momento.

Además de ello también hay un cambio de actitud mucho más intensa entre los jóvenes y sus pares, generalmente aquellos compañeros/as con quienes los adolescentes comparten su vida cotidiana en  escuelas, clubes, reuniones, etc.  Por consiguiente,  es también el momento de las primeras relaciones afectivas interpersonales y de pareja.

Una multitud de sentimientos a veces encontrados aparecen con una enorme fuerza entre los jóvenes, combinando algunos elementos intuitivos y poca racionalidad.

También comienzan a emerger dificultades, miedos, angustias y malestares que se expresan algunas veces  a través del sometimiento,  y otras a través de conductas agresivas,  pasando por el aislamiento tan frecuente en este periodo (que también dependen de múltiples factores socioeconómicos y culturales que influyen desde la infancia y  muchas veces llevan a la llamada “fobia social”).

Una de las formas de relaciones interpersonales más riesgosas son las que se presentan en los denominados noviazgos violentos.

¿Qué es un noviazgo violento?

El noviazgo violento está representado por cualquier agresión FÍSICA, EMOCIONAL O SEXUAL en cualquiera de sus formas y sin importar cuál sea la razón esgrimida.

Entre los 15 y 24 años el 15 % de los jóvenes manifiesta haber estado involucrado/a en un noviazgo violento. Sin embargo,  algunas estadísticas hablan de un 57 %. Cabe destacar que la actitud violenta es mucho más frecuente de los varones hacia las mujeres.

Hay varias formas de expresión de maltrato: psicológico, emocional, físico, económico y sexual. Estas formas tienen características en común: el deseo de control sobre el otro, el aislamiento progresivo de la pareja del resto de la gente, incluso familiares o amigos y la demostración de quien tiene el poder.

En general, estas modalidades son  aceptadas por el agredido/a para evitar discusiones que provoquen la disolución de la pareja. A veces las mismas víctimas comienzan a pensar que eso que sucede es lo correcto y le dan la razón al otro, muchas veces por temor a ser  nuevamente agredido y también porque supone que con el tiempo la situación irá mejorando,  cosa que habitualmente no sucede y por el contrario,  la situación va escalando hasta llegar a representar un riesgo de vida.

Bajo la lupa

Siempre es importante evaluar con quien se establece el vínculo. ¿De qué manera? Conociendo las creencias del otro, sus pensamientos, sus actos y pensando sobre todo esto,  para ver si existen grandes diferencias con los comportamientos  propios.

La forma de ser de cada uno tiene que ver con el modelo familiar y social en el que uno se desarrolló,  pero también con lo aprendido en el contacto con otros adultos o pares.

El concepto “que algunos nacieron para mandar y otros para someterse” es siempre el preludio de una situación grave de pareja.

Sería bueno tener una mirada lúcida cuando alguna posible pareja hace abuso de alcohol, medicamentos, drogas, tiene conductas violentas con terceros , posesiones de armas, cambios súbitos e imprevisibles de humor, amenazas de suicidio u homicidio , baja autoestima, depresión, tristeza sin causa clara, ansiedad, celos y control excesivo sobre el otro, comienzo de actitudes de agresión física aunque sean leves al comienzo, no respeto por las características del otro en relación a la sexualidad y al acto sexual, o actitudes denigratorias en la relación muchas veces ocultas bajo una doble fachada,  entre otros rasgos.

Poder tomar distancia y hablarlo con un adulto cercano o con un profesional,  puede ayudar cuando uno/a se enfrenta a una situación de ese tipo.

Anuncios

2 comentarios en “LAS RELACIONES EN ADOLESCENTES: NOVIAZGOS VIOLENTOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s