Preguntas y respuestas cortas sobre ginecología

Por Dra. Alejandra Julia Giurgiovich. Doctora en Medicina de la UBA. Especialista en Ginecología y Obstetricia. Ginecología Infanto juvenil.


saludginec

1) ¿Por qué tengo flujo?, ¿Es malo?, ¿Tengo que consultar?

Todas las mujeres tenemos flujo luego que comenzamos a menstruar.

En la primer parte del ciclo: desde el primer día de la menstruación al día 14: es normal el flujo blanco y mas acuoso, alrededor del día 14: el flujo es transparente y filante: cae como “clara de huevo”, luego del día 14 es blanco y pegajoso, al quedar en la ropa interior se pone de color amarillo.

Es normal tener flujo, cada mujer tiene una cantidad particular.

No es necesario consultar, si el flujo no tiene: color: verde, marrón, mal olor o produce picazón.

2) No tuve relaciones sexuales, ¿Puedo usar tampones?

Los tampones se pueden utilizar desde el momento que se comienza a menstruar.

Los hay de tres tamaños: chico, mediano y grande: si no se comenzó a tener relaciones sexuales se utiliza el chico.

Hay tampones que se colocan con la mano, y otros con un aplicador, que se coloca dentro de la vagina, se aprieta un embolo, y el tampón queda colocado.

Se puede usar cualquier tamaño o tipo, lo importante es recordar que se cambian cada cuatro horas durante el día y NO SE USAN DURANTE LA NOCHE.

3) ¿Qué debo saber sobre los anticonceptivos?

Los anticonceptivos son medicamentos,  aunque se compren sin receta y los recomiende desde la tía a una amiga…

Están constituidos por dos drogas: estrógenos y progesterona.Tiene diferentes dosis de estrógenos y progesterona, y a la vez diferentes tipos de progesterona y estrógeno.

¿Como se eligen? Yendo al médico, se hace una historia clínica, para conocer enfermedades de la familia y propias, medicación que puede estar tomando la persona que requiere anticonceptivos, debido a que muchas veces están contraindicados. Se debe tomar la presión arterial, y luego de la indicación seguimiento a los tres meses, con análisis, ya que puede que haya que cambiarlos.

Tomando anticonceptivos, se debe concurrir anualmente para un chequeo médico.

Los debe recomendar un médico, nunca tomar algo recomendado por amigos, familiares o farmacéuticos, LAS COMPLICACIONES PUEDEN SER GRAVES.

Si fumas no utilices anticonceptivos orales.

4) ¿Qué hacer si me olvido la pastilla anticonceptiva?

El olvido de una pastilla se soluciona tomándola al día siguiente en el momento que se acordó, y luego la que le corresponde. Se debe utilizar “en forma obligatoria” preservativo hasta menstruar.

Desde ya deseamos plantear que hoy se propone la utilización de “protección doble” siempre: preservativo más un segundo método anticonceptivo.

5) ¿Qué son los trastornos del ritmo menstrual?

Los trastornos del ritmo menstrual pueden darse porque  hace poco que la niña comenzó a menstruar, o porque aún no tiene el eje hormonal maduro, o también ocurren cuando las adolescentes suben  o bajan mucho de peso. Si ya han transcurrido mas de tres años del comienzo de la menstruación, los trastornos puede deberse a algún problema hormonal  o a stress.

Es importante consultar, y sobre todo, que las chicas se acostumbren a llevar un “almanaque de ritmo menstrual”. Esto ayuda mucho en la consulta médica.

6) ¿Cuándo debo realizar la primera consulta al ginecólogo/a?

Se puede realizar cuando aparecen las mamas, creces mucho en poco tiempo!,  o cuando comenzaste a menstruar para asegurarte que vaya  todo bien. Si perdiste estas dos oportunidades,  es aconsejable que consultes si  estás por comenzar a tener relaciones sexuales, y si ya lo hiciste,  siempre es importante  un chequeo en relación a tu salud sexual.

7) Hablemos de la sexualidad en la adolescencia…

La adolescencia,  si bien es el momento donde aparece explícitamente la sexualidad, debemos recordar que la sexualidad en sí, aparece con el nacimiento y desaparece con la muerte.

Todos tenemos sexualidad: grandes chicos, personas con capacidades diferentes, etc.

Es importante saber que para ejercer bien nuestra sexualidad: debemos cuidar nuestro cuerpo, respetarlo y respetar a las personas que están al lado nuestro.

Cada persona es única e irrepetible, por lo tanto muy valiosa. Debemos cuidarnos, no hacer cosas que no deseamos o nos obliguen,  y  si esto ocurre  es muy importante que puedas acudir a un adulto cercano para contarle lo que te está sucediendo.

 8) ¿Cuál es la diferencia entre pubertad y adolescencia?

Pubertad: es el desarrollo corporal y hormonal que tienen hombres y mujeres.

En mujeres: crecimiento,  aparición y desarrollo de las mamas, y la aparición de vellos en las axilas y pubis, también el olor a transpiración y la menstruación.

En varones: crecimiento de altura, crecimiento del pene, del escroto (lugar donde se alojan los testículos), aparición de vello axilar y púbico, olor a transpiración, y la primera eyaculación nocturna.

La adolescencia es un cambio: biológico, psicológico y físico. Con una forma distinta de comunicarnos con  chicas y chicos, otros intereses en relación a diversión, pasatiempos y formas de ver las cosas diarias.

9) Cosas que deben considerarse antes de quedar embarazada.

Existe lo que se llama “consulta pre concepcional: es una consulta en las que si la paciente ya se inició sexualmente se realiza examen médico completo, examen ginecológico, ecografía mamaria, ginecológica, y papanicolau, y también se lleva a cabo un pedido de cultivo de flujo vaginal y cuello uterino, ya que si hay alguna infección puede curarse antes del embarazo. Además se solicitan análisis de sangre y orina, perfil tiroideo, y test en sangre para enfermedad de trasmisión sexual. Por ultimo, se completa la vacunación si es necesario.

Si la paciente no se inició sexualmente, se realiza examen médico, ginecológico, análisis de sangre y orina, detección de enfermedades de trasmisión sexual y perfil tiroideo. Por último, se completa la vacunación si es necesario.

10) Lactancia para tu bebé: algunas indicaciones que pueden ayudar a comenzarla con buenos resultados.

La lactancia materna tiene gran importancia en la relación madre-hijo, además le aporta al bebé no solo alimento, sino también factores de protección inmunitaria. Dar de mamar es un acto de amor, afecto, cuidado y relación de protección para el hijo, y para la madre: una relación de afecto, cuidado y y disfrute muy fuerte. Para que la lactancia sea de buena calidad: primero la mamá tiene que tener las ganas y la decisión de amamantar a su hijo. Puede comenzar a preparar los pezones durante el embarazo,   dormir bien, tomar mucho liquido, comer frutas y verduras y alimentos ricos en proteínas. La madre debe estar bien alimentada para que la leche sea de buena calidad y alimente correctamente al recién nacido. Es importante tener en cuenta que al amamantar, todo lo que se bebe  y come pasa a la leche: desde alimentos y agua, hasta nicotina, otras drogas (alcohol, marihuana, cocaína, etc.), así como medicación. Es fundamental que ante la recomendación de medicación a la madre, se realice una consulta con el pediatra u obstetra.

 11) Cáncer de mama. ¿Cuáles son los pasos para un cuidado temprano?

El cáncer de mama es una enfermedad que se puede detectar tempranamente. Hay que comenzar por aprender a auto-examinarse las mamas, el ginecólogo o la ginecóloga te enseñarán como hacerlo.

También es  imprescindible  realizar una vez al año un examen ginecológico completo. El profesional te solicitará ecografía mamaria hasta los 40 años,  y luego sumará una mamografía.

Es importante este último estudio ya que hay lesiones muy pequeñas que no se detectan con la palpación.

Por una cuestión de prevención, si en la familia hay antecedentes de mujeres que hayan padecido cáncer de mama, se puede solicitar  la mamografía a edades más tempranas.

12) ¿Qué sabés del test del HIV?

El test de detección de HIV se realiza en forma gratuita, en cualquier hospital público, solo pedirán tu autorización.

Si nunca lo realizaste es importante que lo hagas, el HIV es una enfermedad que hoy ya no mata, la medicación es segura, y se ha trasformado en una enfermedad crónica. Pregunta a tu médico/a.

 


Anuncios

Cuestiones de género en la niñez y adolescencia. Por Lic. Miguel Santarelli, Coordinador del Área de Psicología Dinámica de ADOS

Logo con bruno 3

Partamos de un hecho que se verifica con frecuencia: La sociedad ha “aceptado” que las niñas y adolescentes mujeres jueguen al futbol. No obstante ello, mira con recelo que algún varón juegue con muñecas y, entonces, suele solicitarse una consulta psicológica.

Quienes estamos interesados por el adecuado desarrollo psicosocial de niñas, niños y adolescentes; no dejamos de estar atentos a tales contradicciones en el seno de la cultura en la que vivimos. Ello implica asumir que las mismas no sólo existen sino que muchas veces representan una carga y una exigencia extra para las personas que llegan a nuestros consultorios.

Incluso nos encontramos con representantes de los campos de la salud y la educación que aún no distinguen adecuadamente entre “identidad sexual”, “identidad de género” y “elección de objeto sexual”. Como así tampoco suelen entenderse las grandes diferencias que existen entre las experiencias que son parte de procesos identificatorios propios de la niñez y la adolescencia, y el resultado final de tales procesos.

Asistimos también con frecuencia, a la constatación de que muchos adultos interpretan desde su propio marco imaginario y cognitivo los procesos identificatorios de género y los juegos y experiencias sexuales de los todavía “no adultos”. De este modo los prejuicios adultos particulares y las contradicciones socioculturales de la época muchas veces generan obstáculos a la necesaria continuidad de procesos propios del desarrollo subjetivo.

Como si no fuera suficiente con los trabajos psíquicos que niñas, niños y adolescentes deben llevar adelante para hacerse un lugar en los grupos de pares, para sostener los pasajes entre dispositivos sociales (familia, jardín, escuela, colegio, etc.), para integrar emociones satisfactorias y para asumir frustraciones, para asumir e integrar la pubertad, para lograr una respuesta a la pregunta sobre la existencia y la propia identidad, para poder aceptar las diferencias irreductibles con los otros, para proyectarse a futuro, para asumir la finitud de la vida…

También nosotros ponemos a discutir nuestros modelos clínicos y teóricos co n las nuevas realidades que el derecho establece, por ejemplo, a partir de la Ley de Identidad de Género, y uno de sus conceptos centrales, a saber, la “identidad de género autopercibida” (Ley 26.743, artículo 3º). Nos cuesta negar la realidad ofrecida por la experiencia clínica respecto de que la identidad (incluidos sus aspectos sexuales y de
género) se construye siempre en relación a los otros y que implica un tiempo de desarrollo que siempre conlleva la tensión y el conflicto, así como la espera necesaria para su correspondiente elaboración y la elección y decisión que resulte.